Cómo sobrevivir a quedarse en blanco ante un examen

Estos días, de exámenes, nervios y estrés, los nervios pueden jugar muy malas pasadas;  el archiconocido ‘quedarse en blanco‘  es la forma más común de  bloqueo mental a la que muchos estudiantes se han de enfrentar (y más en estos días).

Pero, ¿Qué se puede hacer en estas condiciones ante el aterrador “folio en blanco” ?. Seguir estas recomendaciones pueden ayudarte a superar estas situaciones:

  • Hazte esquemas y mapas conceptuales con los contenidos más importantes, y úsalos a la hora de redactar las respuestas. Estructura y presenta la información con diferentes  formas y colores, que esto siempre aumenta las posibilidades de que sea posteriormente recordada.

 

  • Usa reglas mnemotécnicas y diferentes canales perceptivos (el auditivo – leer y “cantar” los tremas en voz alta-, el visual -presentando la información de diferentes formas, o con imágenes muy significativas-  y el kinestésico -a través del movimento o experimentándolo -).

 

  • Intenta relajarte. La sensación de no recordar nada de lo estudiado se produce a causa de un bloqueo mental resultado de la situación de nervios y tensión que estás pasando. Por lo cuando te encuentres en esta situación es importante intentar relajarte (respirar hondo y darte unos momentos para tranquilizarte y “retomar el control”) y sobre todo, ser consciente de que es consecuencia del momento de nervios y estrés que pasas; por lo que es MUY IMPORTANTE recordar que tienes todos  los conocimientos en tu cabeza, que está todo ahí pues has estado preparado el examen con tiempo y esfuerzo.

 

  • Escribe algo relacionado con la materia. Si no sabes cómo empezar a redactar la respuesta, haz una lluvia de ideas, y escribe en una hoja aparte todos los conceptos e ideas relacionados con el tema que recuerdes. Es probable que ayude a superar el bloqueo, aunque sea parcialmente.

 

  • Cambia de pregunta y empieza por la que te resulte más sencilla de contestar (por la que  mejor “te sepas”); a veces escribir ayuda a que los nervios desaparezcan y permite que luego te puedas enfrentar al resto del examen con mayor autoconfianza.